Hoy en Santander
"La alegría de vivir". Exposición de fotografía de Malick Sidibé
"Trainera", diseño gráfico de Chema Fernández y Sergio Sainz
La LIBERTÁ, el mayor espetáculu del mundu
Intervención artística de Den XL & Jank

Agenda AúnaFormación / Talleres

"La identidad bifronte. De ‘La Montaña’ a Cantabria", conferencia de Manuel Suárez Cortina

Fecha
miércoles, 19/06/2024

Horario: 19:30h

Lugar: Fundación Botín

Organiza: UNATE, La Universidad Permanente

Precio: Entrada libre hasta completar aforo.

Cátedra Casado Soto 23-24

El proceso de conformación de Cantabria como provincia, primero, y como Comunidad Autónoma, más tarde, tiene un largo recorrido. A diferencia de aquellas regiones que dispusieron de una lengua propia distinta del castellano y mantuvieron en los siglos pasados instituciones singulares ajenas a la tradición castellana y fomentaron un particularismo “centrífugo”, como Cataluña o el País Vasco, Cantabria experimentó una profunda mutación territorial e institucional desde finales del siglo XVIII. Asociada a Castilla, a su economía y al desarrollo del puerto de Santander como “puerto de Castilla”.  Podría señalarse como un elemento significativo que en el tránsito a la modernidad esta región conoció tres denominaciones distintas que se corresponden con los tiempos del Antiguo Régimen (“La Montaña”), Santander, durante la España centralista (ya liberal, ya autoritaria), y, finalmente, Cantabria, desde los años ochenta del siglo XX, en el marco del Estado de las Autonomías.

En este proceso histórico, como resaltaron Pereda y Menéndez Pelayo, Cantabria se identificó con una cultura e historia que la vinculaba a Castilla. No se concebía entre los “montañeses” un regionalismo o nacionalismo que no fuera estrictamente españolista, en el sentido de derivar de las tradiciones asociadas a Castilla, a la monarquía y al catolicismo.  Fue, en todo caso el suyo un particularismo centrípeto que, incluso en el siglo XX y en los aledaños de la autonomía para la región conoció un fuerte debate político en torno a su identidad. Experimentó, pues, una identidad bifronte, entre su dimensión más estrictamente cantabrista, preferentemente, regionalista, y aquella otra que asoció su cultura, historia y bienestar a su inserción en Castilla. La mejor expresión de ese dualismo identitario quedó reflejada en el propio Estatuto de Autonomía que contemplaba la posibilidad de reintegrase en la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Un rasgo singular que fue “corregido” más de una década después de estar en vigor el Estatuto de Autonomía.»

Manuel Suárez Cortina es Doctor Historia por la Universidad de Cantabria (1985), con Premio Extraordinario. Desde 1980 es profesor de Historia Contemporánea en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cantabria, en la que actualmente  es Catedrático Emérito de Historia Contemporá­nea. Ha sido Visiting Scholar en la Universidad de Columbia (Nueva York)  (1990) y ha impartido cursos de doctorado en las universidades de Cassino, Viterbo  (Italia), Salamanca, Girona, Jaume I, Complutense de Madrid, Colegio de México, UNAM, Instituto Mora, Aguascalientes  y Universidad Veracruzana (México). USACH, Universidad Católica de Chile,  (Santiago de Chile).

Ha sido  Decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cantabria en los años 2004 a 2008. Ha recibido el Premio de Investigación del Consejo Social de la Universidad de Cantabria del año 2007.  Ha dirigido trece  tesis doctorales y desde 2015 es Miembro Corresponsal de la Academia Mexicana de la Historia.