Hoy en Santander
Intervención de 7Pies
La Huella de Peri Helio
"Send me nudes", exposición de Rubén Cao
Huellas en Los Aguados

Juan Saiz Trío y Toño Gutiérrez Sexteto, sonidos locales en el Festival Internacional de Jazz de Santander

  • Entradas disponibles en www.santandercreativa.com y en la taquilla física en horario de 11:00 a 12:00 y de 19:00 a 22:00 horas.
  • El festival, organizado por la Fundación Santander Creativa (FSC), se celebra en la carpa del Circo Quimera ubicada en el Parque de Mesones del Sardinero hasta este sábado -7 de agosto-.
  • The Guitar Conference, la propuesta del viernes, incorpora al guitarrista estadounidense Mark Whitfield.
04 de agosto de 2021

El Festival Internacional de Jazz de Santander incluirá, por primera vez, una interesante selección de músicos de la escena jazz local que actuarán el jueves 5 de agosto en la carpa ubicada en el Parque de Mesones del Sardinero. Se trata de las formaciones Juan Saiz Trío y Toño Gutiérrez Sexteto .

El flautista y saxofonista Juan Saiz interpretará un repertorio de gran calidad junto a Carlos Gutiérrez al bajo eléctrico y Chus Gancedo a la batería. Los tres forman Juan Saiz Trío, una propuesta fresca e innovadora caracterizada por el riesgo, el inconformismo y la búsqueda permanente, música propia en su totalidad que fluye entre la composición contemporánea y las improvisaciones más arriesgadas. Con esta formación publicó el disco "Dr. Bobô" en noviembre de 2019, un trabajo con el que ha cosechado extraordinarias críticas de la prensa especializada dentro y fuera de España.

Lo mejor del jazz cántabro continuará con Toño Gutiérrez Sexteto. Toño es clarinetista y bajista, profesor en el Conservatorio Ataúlfo Argenta, director de su "Big band" y acaba de publicar su primer disco en solitario. Ha formado parte de grupos de diversos estilos y en 2008 ganó el certamen de música joven "Juvecant" con el grupo Trasgu en la modalidad de jazz fusión.

No solo ha compuesto las nueve piezas de su álbum "Maestro carpintero", un homenaje a su padre, sino que también se ha ocupado del bajo y los arreglos de los instrumentos de viento. Gutiérrez actuará junto a Chicos Villanueva al saxo y la flauta, Benjamín Blanes a la trompeta y el fliscorno, Rafael Santana al piano, Javier G. Escudero a la guitarra y Chus Gancedo a la batería.

Al día siguiente, el viernes 6, aparecerá en el escenario The Guitar Conference, un proyecto creado en 2009 para reunir a algunos de los mejores guitarristas de jazz con la idea de que intercambien ideas de forma espontánea y relajada. Los guitarristas siempre han sido una comunidad muy sólida dentro del colectivo de los músicos de jazz. Un buen ejemplo son las legendarias jam sessions en la casa de George Benson, uno de los artistas más populares de las últimas décadas elogiado por la crítica, que reunían a los guitarristas neoyorquinos más influyentes al margen del gran público.

The Guitar Conference pretende recrear y acercar esa experiencia musical a los espectadores gracias a las actuaciones de músicos nómadas que deciden e improvisan la composición de la banda en cada concierto. En Santander la formación contará con los guitarristas Mark Whitfield, que se ha incorporado después a la formación, Peter Bernstein, Philip Catherine, Martin Taylor y Jesse Van Ruller. También estarán Phil Wilkinson con el órgano Hammond y Mourad Benhammou a la batería.

El festival cerrará su programación este sábado 7 con el concierto de la pianista y vocalista Champian Fulton, de Oklahoma, y el saxofonista Harry Allen, que nació en Washington D.C pero ha desarrollado toda su carrera en Nueva York. Fulton creció escuchando música y con tan solo diez años ofreció su primer recital en el 75 cumpleaños de Clark Terry, un músico amigo de su padre y una figura esencial para su carrera.

El swing y la carismática puesta en escena de Champian la han convertido en fiel defensora de la tradición del jazz desde Estados Unidos a Europa. Para ella, ha sido fundamental enseñar y acercar esta música al público, un reto para el que ha encontrado la inspiración y la fuerza en el trabajo incansable de Clark Terry. Antes de cumplir treinta años Champian ya había grabado cinco discos. En 2019 fue nombrada "Vocalista femenina del año" y "Pianista del año" en los premios "NYC Readers Awards" patrocinados por Hot House Jazz Magazine y JazzMobile.

El padre del saxofonista Harry Allen trabajó como baterista profesional en su juventud y fue quien lo animó a empezar su carrera musical. Durante su época escolar en Newport, Rhode Island, empezó a interesarse por el jazz escuchando discos de Lester Young y Ben Webster, sus influencias más notables hasta el momento.

El siguiente paso fue matricularse en la Rutgers University, donde se diplomó en música en 1988. Ha publicado una treintena de discos como líder. Eu Nao Quero Dançar (1998), Plays Ellington Songs (2000), When Larry Met Harry (2010), Tenors Anyone (2014) o The Candy Men (2016) son algunos de los más destacados.

Allen se puede encajar en el movimiento conocido cómo "neoclásico" dentro del jazz más ortodoxo. Ha desarrollado un estilo propio que une a la robustez del sonido con la sensibilidad en la interpretación. Es un gran experto en interpretar baladas y un fantástico "swingman", imaginativo y directo. Junto a Champian y Allen tocarán el contrabajista Georgios Antoniou y el baterista Jean-Pierre Derouard.

Entradas

Disponibles en www.santandercreativa.com y en la taquilla física que estará abierta hasta el 7 de agosto en horario de 11:00 a 12:00 y de 19:00 a 22:00 horas en el Parque de Mesones. De acuerdo a lo establecido en la Ley de Espectáculos de Cantabria, el 10 % de las localidades se pondrá a la venta el día de cada concierto.

El precio de las localidades es de 15 euros y el abono para asistir a todos los conciertos tiene un coste de 50 euros. El festival se adaptará a las circunstancias provocadas por la pandemia y se celebrará con aforo limitado (300 espectadores por concierto), distancia de seguridad y cumpliendo en todo momento las medidas de higiene pertinentes. Todos los conciertos comenzarán a las 22:00 horas.

Este año la diseñadora de la imagen gráfica del ciclo, Ruth Martín, ha escarbado en la inmensidad de la naturaleza hasta encontrar asombrosas floraciones que, como la música jazz, reúnen tres cualidades muy particulares. Son nocturnas, especiales y efímeras.