Hoy en Santander
Intervenciones de Guillermo de Foucault y Néstor del Barrio
Museo de Prehistoria y Arqueología - MUPAC
Grandes civilizaciones: Grecia Antigua (I). De los inicios al comienzo de la época clásica
"Microclima 003" de Simetría

La revista Peonza cierra el año con una reflexión sobre la repercusión del cambio tecnológico en la cultura impresa

  • El número 143, del mes de diciembre, “Repensar la lectura” aborda las nuevas formas de producir textos, la creación de nuevos espacios culturales y nuevas prácticas lectoras
  • Continúan las habituales secciones Entre viñetas, Mil palabras para una imagen, Ilustrarte, Primeras lecturas, Peonzas ilustradas y Biblioteca
15 de diciembre de 2022

El último número de la Revista PEONZA cerrará el año 2022 con un editorial que tiene como objetivo promover la reflexión acerca de las repercusiones que está teniendo la irrupción del cambio tecnológico en la cultura impresa. Irrupción, afirman, que ha inaugurado un tiempo nuevo, con nuevas formas de producir textos, la creación de nuevos espacios culturales y nuevas prácticas lectoras.

Desde la Asociación Cultural Peonza consideran que “con este panorama general de fondo, cabe preguntarse hasta qué punto la merma de la función de la lectura como forma de explicar y entender el mundo ha rebajado el valor de su percepción en el imaginario colectivo, si esta rebaja está repercutiendo en el mantenimiento o la pérdida de lectores, si las nuevas tecnologías están modificando la actividad lectora y en qué sentido; y, poniendo el foco en los más jóvenes, si estos escenarios digitales están afectando a la configuración de nuevos hábitos lectores”.

Sobre estas cuestiones versan las colaboraciones de los invitados, algunas de las voces “más autorizadas” en el campo de la didáctica de la lectura por el rigor y la profundidad de sus numerosas publicaciones. 

En una extensa entrevista, Teresa Colomer profundiza en estas cuestiones; al igual Daniel Cassany, Luis González, Lucas Ramada y Paciano Merino, cuyas aportaciones ayudarán a quienes ejercen de mediadores entre los niños y los libros a reflexionar sobre las ventajas y los inconvenientes de estos nuevos escenarios, la forma en que el desarrollo tecnológico puede ayudar en el acceso a los libros; y, sobre todo, si éste puede contribuir a crear más y mejores lectores.

Función reparadora de la lectura

Otros colaboradores, impulsores de iniciativas “dignas de elogio”, cuentan experiencias desarrolladas en ámbitos difíciles. Juan Mata y Andrea Villarrubia, miembros de la Asociación Entrelibros, Premio Nacional de Fomento de la Lectura, muestran la función reparadora, benefactora e integradora de la lectura en residencias de mayores, hospitales, centros de acogida de mujeres víctimas de violencia de género o centros penitenciarios. 

Irene Vasco, escritora colombiana, escribe sobre la capacidad que tienen los libros para encantar a las comunidades indígenas iletradas con la fuerza de las imágenes y el carácter lúdico, comunicativo y seductor de las palabras. Pablo Escribano, padre y profesor, habla del valor de las lecturas compartidas entre padres e hijos y su importancia en la creación de lectores. 

Las páginas de este nuevo número de Peonza cuentan, además, con las habituales secciones Entre viñetas, Mil palabras para una imagen, Ilustrarte, Primeras lecturas y Peonzas ilustradas; y Biblioteca, con recomendaciones de lecturas para las diferentes edades. El broche artístico lo pone la destacada ilustradora italiana Beatrice Alemagna, autora de las imágenes que acompañan a los textos, a quien entrevista Marcello Conta, diseñador de la revista.

Un número dicen desde la asociación “especialmente rico y denso que concluye con el esperanzador convencimiento de que la función emotiva, personal e íntima de la lectura no desaparecerá mientras haya un lector sensible, atento y degustador de palabras, sensaciones y emociones literarias. La misión de crearlo corresponde principalmente a padres y madres, con la ayuda de maestros, profesoras y bibliotecarios”.